Seabreacher, una embarcación acrobática

Seabreacher, una embarcación acrobática

Os presentamos Seabreacher un vehículo acuático para dos pasajeros capaz de sumergirse y realizar saltos acrobáticos fuera del agua. Seabreacher representa un avance increíble en la navegación recreativa. Más de diez años de ingeniería meticulosa y extensas pruebas han resultado en una embarcación muy segura y estable que puede soportar el castigo continuo del entorno marino. Cada Seabreacher se construye a mano según las especificaciones deseadas del cliente. Todos los modelos están aprobados para uso recreativo y venta, y pueden ser registrados como una barca de motor convencional dentro de la mayoría de los países. Hay que tener en cuenta que Seabreacher no se considera un submarino o jet ski.

 

 

Disponible en modelo X tiburón, en modelo Y orca o en el modelo Z delfín, cada Seabreacher es una creación única donde los clientes pueden elegir entre una amplia gama de opciones individualizadas. Su diseño permite disfrutar de unas vistas increíbles, y recuerda a una mezcla entre un animal marino y la cabina de un avión de combate, todo optimizado para que el piloto tenga una visión completa del entorno mientras realiza acrobacias a gran velocidad, ¡incluyendo giros de 360º! Y es que a diferencia de las embarcaciones convencionales que sólo funcionan en un plano bidimensional, Seabreacher opera más como un avión con tres ejes de control completos: propulsión, inclinación y virajes. Esto permite girar a izquierda y derecha, saltar por encima del agua, sumergirse y surcar las olas. Lo mejor de todo es que está diseñado para que siempre aterrice en el agua boca arriba. nunca quedarás cabeza abajo.

 

Hay una gran variedad de modelos disponibles: Tiburón, orca, delfín o personalizado 100% a tu gusto.

 

Los controles están compuestos por dos palancas de mano y dos pedales que permiten undir el Seabreacher o sacarlo a flote, realizar balanceos a derecha o izquierda, giros, etc… Lógicamente antes de poder disfrutar de esta experiencia, se realizan clases de aprendizaje con un instructor y aseguran que el manejo es sencillo e intuitivo.

 

 

El Seabreacher sólo está destinado a bucear justo debajo de la superficie durante breves períodos de tiempo, por lo que es visible en todo momento para otras embarcaciones que naveguen por la zona. De hecho, no se suele descender más de 5-6 pies, aunque también dependerá del nivel de experiencia como piloto. Además incorpora un mecanismo de seguridad de manera que si se desciende más de lo debido, el sistema de entrada de aire se corta (porque queda sumergido) y se para el motor, haciendo que Seabreacher ascienda como una boya a la superficie. La mayoría de la gente está debajo del agua durante 5-10 segundos como máximo, y casi siempre tiene una porción del snorkel encima de la línea de flotación. Los conductores más experimentados pueden permanecer bajo el agua hasta 1 minuto antes de lanzarse de nuevo hacia la superficie.

 

 

Si lo tuyo son las emociones fuertes y te gusta el mar, tendrías que probarlo. Solo falta decidir si tienes alma de delfín, orca o tiburón y dar saltos mientras surcas los mares ¡Ahoy!.

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website