Proyecto Seabin, al rescate de los océanos

Proyecto Seabin, al rescate de los océanos

Gracias a la acción de personas concienciadas con el medio ambiente y la conservación de los océanos surge Seabin, un proyecto que se sumerge de lleno en un intento por limpiar el agua del océano de toda la basura que flota en ella.

Es lamentable lo que uno puede llegar a encontrarse en el mar, todo por culpa de la mala educación de la gente que no es capaz de pensar en las consecuencias de sus actos.

Aunque Seabin es sólo la punta del iceberg, se trata de un primer paso en la tecnología de limpieza automática de océanos, capaz de funcionar durante 24 horas, siete días a la semana, 365 días al año. Hasta ahora el único sistema eficaz contra la contaminación marina consistía en barcos basureros para la recogida de todo tipo de desperdicios, sobre todo en zonas portuarias y playas turísticas.

 

 

Como podéis ver en el vídeo, Seabin es un contenedor de basura flotante que se mueve hacia arriba y hacia abajo según la marea y recoge toda la basura adyacente. El agua es aspirada desde la superficie y pasa a través de la bolsa de retención dentro de Seabin. El agua entonces se bombea de nuevo al exterior dejando la basura y desperdicios atrapados en la bolsa.

 

Seabin también tiene el potencial de recoger un porcentaje de aceites y contaminantes que flotan en la superficie del agua. y para su funcionamiento requiere una bomba de 12 voltios, aunque se puede adaptar a energía solar o eólica en función de su emplazamiento geográfico y las tecnologías actuales disponibles.

 

 

Seabin sin embargo, es solamente una pequeña parte de la solución a la basura oceánica global y sus creadores se centran también en transmitir el mensaje de la contaminación y sus consecuencias, teniendo como público objetivo a los niños, pues la única manera de solucionar este tema es a través de la educación y la concienciación.

 

Por el momento, Seabin se está instalando en puertos deportivos, puertos y clubes de yates, pues son el lugar perfecto para comenzar a ayudar a limpiar nuestros océanos. En ellos no hay grandes olas oceánicas o tormentas, es un entorno relativamente controlado. El viento y las corrientes están moviendo constantemente los restos flotantes y en cada puerto o club náutico hay siempre algunas zonas con mayor acumulación de residuos debido a las direcciones predominantes del viento y de la corriente.

 

Se analiza en cada lugar, cuál es la zona de mayor acumulación y se instala Seabin en ese punto de manera que la madre naturaleza trae la basura para atraparla. Seguro que no podemos coger todo ahora, pero es un comienzo muy positivo. Es una gran misión, pero se puede hacer y de hecho, verá la luz este verano. ¡Bravo por los chicos del proyecto Seabin!

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website