Ooho, un bocadito de agua y adiós botellas!

Ooho, un bocadito de agua y adiós botellas!

Las startups proliferan en Internet de forma vertiginosa y algunas se hacen tremendamente virales y llamativas así que hoy os presentamos una de ellas. Se llama Ooho y su modelo de negocio busca reemplazar uno de los productos más utilizados y extendidos por todo el planeta: la botella de plástico.

 

La empresa londinense Skipping Rocks Lab ha diseñado una esfera de agua comestible, cuya envoltura está compuesta por plantas y algas. su producción es más barata que el plástico y de menor impacto medioambiental, por no hablar de que no se genera ningún residuo al comernos Ooho por completo!

 

 

Las esferas de Ooho se crean sumergiendo bolas congeladas de líquido en una mezcla de algas que forma una membrana alrededor del hielo. El hielo se derrite y la membrana, que es comestible y biodegradable, forma un sello hermético alrededor de él. Para consumir el líquido se puede morder la membrana y sorber poco a poco (por cierto la membrana no tiene sabor alguno) o simplemente comer toda la bola, incluida la membrana.

 

Desconocemos si la idea prosperará y si viviremos en un mundo sin botellas de plástico, pero la idea nos encanta a pesar de lo utópica que resulta. Por el momento se empléa en eventos deportivos y es un éxito por su originalidad y por su explosión en boca, lo que la hace divertida y atractiva para todo el que la prueba.

 

La misión actual de Skipping Rocks Lab para hacer de Ooho un elemento básico de festivales, maratones y otros eventos al aire libre es un gran comienzo, ya que son situaciones en las que las bebidas de una sola porción sin desperdicio son adecuadas, pero el objetivo más amplio de convertirse en “la solución global para Agua y bebidas on-the-go “es realmente una tarea imposible.

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website